Bienvenid@s

Manualidades, bisutería, consejos y truquitos caseros.
Hazte seguidor y no te pierdas las novedades y actualizaciones en el blog!
Gracias por estar aqui.

3 de marzo de 2014

DIY: restaurar un mueble estropeado

¡Hola! Ha pasado mucho tiempo desde la última entrada al blog, pero es que tenía preparado esto y me ha llevado mucho tiempo. Aqui está completamente restaurado y más o menos, este será su uso.
Este es un mueble antiguo, que nos encontramos hace un tiempo, bastante deteriorado, sucio, con muchas grietas y oxidado. Hoy os voy a enseñar como darle una nueva vida a muebles viejos. Tiene mal aspecto, ¿verdad? ¿Quién diría que detrás de ese aspecto se esconde un mueble útil?
Lo primero que haremos será limpiar a conciencia, quitandole el polvo y con un cepillo mojado en algún producto de limpieza para la madera y lo dejaremos secar bien, un par de días.
Por el otro lado, que tiene una puerta de cristal, está pintado con pintura de color marrón, será lo primero en quitarse. Para retirar pinturas antiguas, usaremos un decapante en gel, que es un disolvente muy potente y nos ayudará a raspar la pintura con mayor facilidad. Hay que cubrir con una brocha toda la superficie a retirar y dejar actuar. ¿Cuándo sabremos que ya se puede retirar? Pues cuando se vea este aspecto de pintura arrugada, será el momento de raspar con una espátula y retirar la pintura vieja.


Limpiamos la superficie con un trapo empapado en disolvente para retirar restos del producto y dejamos secar antes de continuar. Después, con masilla para la madera, yo he usado esta en color pino, tapamos los agujeros, arañazos y posibles imperfecciones que tenga el mueble.


 Cuando esté seco, lijamos las asperezas e igualamos. Limpiamos el polvo que haya aparecido y nos preparamos para continuar.... Cubrimos las partes del cristal donde podamos dar un  brochazo sin querer con cinta de carrocero, y damos una capa de selladora para madera. Yo he usado esta.



La selladora nos ayudará a que la pintura se agarre mejor, igual que tapa los poros de la madera y evita que tenga rechupados. La dejaremos secar bien, y después liijaremos la superficie para eliminar asperezas. Ahora viene la parte de la vida, darle color. Yo he usado este precioso color azul ancla, de Titanlux.






 ¡¡¡MENUDO CAMBIO!!! 
Ya sólo con el color queda precioso pero..... lo que queremos es dar un aire rústico, desgastado por el tiempo.... y para ellos usaremos pintura blanca (también titanlux) y una brocha en seco. 
¿Cómo es eso? Pues mojando un poquito la brocha y restregandola flojito, dejando muy poquita cantidad de blanco, dejando ver el color azul.


El detalle del cierre, me ha encantado... le he dejado el cierre original pero lo he pintado también en color, ya que el pobre estaba oxidado, y la verdad que tan oxidado ya no quedaba bien.
 Por los lados le he dado un poco más de cantidad, respetando algunas vetas naturales que tenía el mueble, pero no os preocupeis.... todavía no hemos terminado.... después hay que lijar otra vez, paara quitar asperezas y para eliminar el exceso de pintura en algunos lugares, dejando asomar el color azul, o si lo preferís, hasta podemos dejar ver en algunos lugares la madera.

 ¡¡Y ESTE ES EL RESULTADO UNA VEZ LIJADO!!





Ya sólo nos falta  colocarlo donde lo queramos, y llenarlo. Este va a la cocina, aunque de momento lo dejaré ahi, pero en cuanto pueda lo colgaré de la pared.




Espero que os haya gustado y os animéis a dar una segunda oportunidad a esos muebles que han perdido su encanto, viejos y anticuados, ya veis que hay un montón de opciones para darles vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario